VPS vs Hosting compartido Que es mejor para empezar

VPS vs Hosting compartido ¿Qué es mejor para empezar?

La principal diferencia entre el alojamiento compartido y el VPS es que con el alojamiento compartido (shared hosting) obtienes un paquete ya configurado y listo para usar, limitando tus opciones de personalización, mientras que con el VPS eres libre de configurarlo como quieras. Sin embargo, la configuración del VPS requiere algunos conocimientos técnicos, por lo que podría no ser la mejor opción para los principiantes.

En resumen, el alojamiento compartido es la opción más sencilla de las dos, en la que se comparte un servidor con otros sitios web. Recibe un número determinado de recursos y puede alojar un sitio web por poco dinero. El alojamiento VPS, por otro lado, te da más libertad y tanto el rendimiento como el precio se adaptan a tus necesidades.

Cubriremos los aspectos básicos de cada uno, qué tipo de características ofrecen y sus pros y contras.

¿Qué es el alojamiento compartido o shared hosting?

Imagínese el alojamiento compartido como si vivieras en un apartamento en el que tuvieras que compartir lugares como la piscina, el patio trasero o el aparcamiento. En este caso, tu sitio web compartirá los mismos recursos, como la CPU, el espacio en disco y la memoria, con otros usuarios que estén en el mismo servidor de alojamiento compartido.

El alojamiento compartido es la opción más barata de todas. Desgraciadamente, tu sitio puede tener un ancho de banda limitado y se volverá lento cuando haya mucho tráfico aglomerándose en el mismo servidor.

Puedes disfrutar de la piscina cuando no está abarrotada, pero tienes que anticiparte a cuando todo el mundo entra y las cosas se ponen apretadas – el alojamiento compartido es muy parecido.

¿Por qué elegir el alojamiento compartido?

  • Estás construyendo un sitio web que no esperes que crezca demasiado
  • Quieres una solución rápida y preconfigurada
  • No sabes mucho sobre desarrollo web y aspectos técnicos

¿Qué es un VPS?

Con el alojamiento VPS seguirás compartiendo un servidor físico, pero cada usuario obtiene un conjunto específico de recursos, lo que significa que otros sitios web en el mismo servidor no te afectarán, a diferencia del alojamiento compartido. El alojamiento VPS proporciona una partición virtual dedicada para cada usuario, asegurando que los recursos estén siempre disponibles para tu web.

Si vamos a utilizar la misma analogía que antes, entonces una partición VPS es como tener un apartamento en un edificio. Aunque en este caso no es necesario compartir nada con el resto de vecinos.

¿Por qué elegir un VPS?

  • Es posible que tu proyecto crezca hasta varias decenas de miles de visitas al mes
  • No quieres tener que llevar tu web de un servidor a otro, si no ampliar los recursos cuando sea necesario

¿Cuál elegir?

Las empresas de hosting se esfuerzan en incluir servicios adicionales y engancharte el primer año con ofertas muy atractivas. La realidad es que tienen muy difícil competir entre ellas ya que tanto precios como características son bastante parecidas.

Los VPS en cambio si tienen una gran diferencia de características y precio. Elegir uno u otro puede doblar o triplicar tu presupuesto con características parecidas.

Si te gusta la tecnología, probar cosas o necesitas manejar varias webs acabarás dando el salto al VPS en algún momento. Una vez te atrevas a manejar tu propio servidor te darás cuenta de que no es tan complicado y que tiene muchas ventajas.

En un hosting estás pagando por el servicio técnico ya que toda la tecnología y características las puedes conseguir de forma más barata en un VPS.

Gracias por compartir
Recursos para Emprendedores