Usar una VPN Ventajas y desventajas

Usar una VPN. Ventajas y desventajas

El uso de una VPN aporta muchas ventajas, como una mayor privacidad y el acceso a contenidos bloqueados, pero también tienen algunas desventajas que debes conocer antes de empezar a usar una.

¿Las VPN merecen la pena o solo las usan expertos en seguridad?

Las VPN se están convirtiendo rápidamente en herramientas esenciales para la seguridad y la privacidad online. Pueden asegurar las conexiones a Internet, evitar la censura y permitir a los usuarios acceder a contenidos bloqueados según su país. Pero, ¿Cuáles son los inconvenientes y contras a los que te expones? En este post vamos a ver las ventajas y desventajas de utilizar una VPN en tu casa o en el trabajo.

Ventajas de usar una VPN

En primer lugar, vamos a ver las ventajas de utilizar una VPN que son muchas tanto para el usuario doméstico como profesional:

Mejora de la privacidad

Una VPN encripta tu conexión a Internet y la dirige a través de un servidor intermedio en el lugar que elijas (en tu mismo país o fuera). Esto mejora tu privacidad por varias razones:

En primer lugar, tu proveedor de servicios de Internet ya no puede ver lo que haces en línea. Como todos tus datos pasan por el servidor VPN, no puedes saber qué sitios web visitas o qué aplicaciones utilizas. Quizás te preguntes qué ventaja supone esto. Pues ten en cuenta que muchos proveedores de Internet pueden bajar tu velocidad de conexión dependiendo de la tarea que estés haciendo. Con una VPN te aseguras que te darán siempre la velocidad contratada (al menos si depende de esta condición).

Asimismo, los sitios web y las aplicaciones que utilizas no pueden identificarte a ti o a tu dispositivo por tu dirección IP. En cambio, sólo pueden ver la dirección IP del servidor VPN. Si utilizas la VPN en combinación con el modo de navegación privada o incógnito de tu navegador web, será muy difícil rastrearte (siempre que no publiques ninguna información identificable).

Si descargas archivos usando la red torrent, una VPN oculta tu dirección IP de otros usuarios del mismo enjambre de torrent, y oculta el contenido de tus descargas a tu ISP.

Mayor seguridad

La encriptación de una VPN hace algo más que detener a los fisgones. También protege tu conexión de los ataques.

Los puntos de acceso wi-fi gratuitos y las redes públicas (aeropuertos, cafeterías, hoteles, etc.) pueden ser los principales terrenos de caza para los hackers y ciberdelincuentes. Una VPN encripta tus datos antes de que salgan de tu dispositivo, de modo que incluso si son interceptados en una red insegura, no pueden ser leídos por el atacante.

Muchas VPNs ahora vienen con características extra que pueden bloquear el malware, virus, banners de anuncios y otro tipo de distracciones y amenazas. Por lo que tendrás una navegación más segura y libre de molestias.

Evitar la censura

En países como China, Irán, Turquía y en menor medida España y otras democracias, una parte de la web está censurada. Una VPN puede eludir la censura enrutando tu tráfico web a través del servidor VPN. Los sistemas de censura sólo pueden ver que estás conectado al servidor VPN, y no que estás visitando un sitio web bloqueado. Esto le permite acceder libremente y en privado a la web abierta.

Streaming de plataformas de vídeo mientras viajas

Puedes elegir la ubicación del servidor VPN al que deseas conectarte. Esto enruta tu conexión a través de esa ubicación y sustituye tu dirección IP de tu destino de viaje por una de tu país. Los sitios web y las aplicaciones verán la ubicación del servidor VPN en lugar de la tuya, lo que te permitirá eludir las restricciones de ubicación mientras estás de vacaciones en el extranjero.

De esta forma las VPN son un medio popular para acceder de forma segura a servicios de streaming de vídeo como Netflix, Amazon Prime Video y HBO entre otros mientras estás de viaje por el mundo.

Desventajas de usar una VPN

No todo es positivo a la hora de usar una VPN. Estas son las contras que debes tener en cuenta:

Conexión más lenta

Todas las VPNs ralentizarán tu velocidad de Internet por las siguientes razones.

En primer lugar, las aplicaciones VPN tienen que cifrar los datos salientes y descifrar los entrantes. El proceso de encriptación añade algo de trabajo, lo que a su vez añade algo de tiempo extra para que los datos circulen de un lado a otro. El retraso debido a la encriptación se nota más en los dispositivos de baja potencia, como los televisores inteligentes y los dispositivos de streaming. En dispositivos como ordenadores, laptop y smartphones es muy difícil notar esta bajada de velocidad, salvo en dispositivos antiguos.

En segundo lugar, todos tus datos tienen que pasar por un servidor VPN. Esto añade un salto adicional a la ruta que deben seguir tus datos para llegar a su destino, lo que ralentiza tu conexión. Sin embargo, puedes minimizar el retraso seleccionando un servidor VPN en tu misma ciudad o al menos en tu mismo país.

Si eliges un servicio VPN rápido, deberías poder evitar la lentitud de Internet, ya que la mayoría de los usuarios de VPN premium no notan la ligera caída de la velocidad.

Tu proveedor de VPN puede ver tus datos

Cuando utilizas una VPN, tu proveedor de acceso a Internet ya no puede ver lo que haces online. Pero el proveedor de la VPN sí puede.

Sólo recomendamos las VPN que se adhieren a las políticas «no-logs» o sin registro, lo que significa que no almacenan ninguna información sobre tu actividad o la identidad de los usuarios mientras están conectados a la VPN. Eso incluye los sitios web visitados, las aplicaciones utilizadas o las direcciones IP entre otros datos.

Pero muchas VPN no son tan fiables. Incluso pueden recopilar datos sobre tu actividad en línea para venderlos a anunciantes.

Precio

Si quieres una VPN segura, con buena velocidad y que no guarde tus datos tendrás que pagar por ello. Aunque hay muchas VPN gratuitas, carecen del rendimiento, la privacidad y la seguridad de las VPN de pago.

Muchas VPNs ofrecen una prueba gratuita o puedes elegir una de las muchas VPNs más baratas que aún pueden ofrecer fuertes características de seguridad.

Las VPN pueden ser bloqueadas

Mucha gente utiliza las VPN para acceder de forma segura a los servicios de streaming o para evitar la censura en lugares como China. A veces, las conexiones hacia y desde los servidores VPN pueden ser bloqueadas por empresas o gobiernos, dejándote con una VPN que no hace lo que compraste.

Sólo recomendamos VPNs con un historial fiable para el streaming y para evitar la censura.

Otros inconvenientes importantes

El uso de una VPN te puede suponer algunos inconvenientes adicionales a la hora de navegar o utilizar apps. Esto es debido a que algunos de los sistemas de seguridad de tu banco, red social o aplicación detecten que está pasando algo poco habitual.

Por ejemplo, es posible que tengas que introducir tu nombre de usuario y tu contraseña más a menudo. Puede que se te impida acceder a tu cuenta bancaria online o requiera algún paso adicional. O puede que tengas que descifrar muchos más CAPTCHAs para acceder a los sitios.

Las impresoras, las cámaras de seguridad y otros dispositivos IoT (Internet de las cosas) y domóticos podrían no ser accesibles mientras la VPN esté activada, aunque esto varía de una VPN a otra.

Entonces, ¿merece la pena usar una VPN?

Desde nuestro punto de visa las ventajas superan mucho a los inconvenientes. Tanto es así, que creemos que en pocos años el uso de las VPN será mucho más popular y llegarán a un publico más amplio que ahora.

Algunos de los perfiles y situaciones que consideramos que deben usar una VPN son los siguientes:

  • Personas que acceden a Internet usando la conexión WIFI de lugares públicos como cafeterías, aeropuertos, hoteles, ayuntamientos, transporte público etc. Más aún si accedes a datos de trabajo, cuentas en redes sociales, datos personales etc.
  • Si trabajas desde casa y accedes a tu cuenta del banco pero no estás seguro que tu conexión a Internet esté totalmente segura, puedas tener algún vecino conectado o que alguno de los ordenadores de tu casa pueda estar infectado
  • Quieres acceder a Internet con el mínimo de distracciones, anuncios y amenazas como virus. En este caso debes contratar una VPN con algunos extras
  • Si estás viajando y quieres acceder a tus servicios de streaming sin ninguna restricción
  • No quieres que tu proveedor de Internet te baje la velocidad de conexión cuento intentas descargar archivos grandes
  • Si te encuentras en algún país con restricciones o vas a viajar a él y quieres seguir usando Internet de forma normal

Además de esto algunas empresas usan VPN como requisito para acceder al software de gestión de la empresa. De esta forma solo las conexiones que llegan desde la IP seleccionada pueden ver los datos de clientes, datos bancarios, etc.

Lo mismo ocurre con empresas que tienen su negocio online como Ecommerce, tiendas y academias online y otro tipo de sitios web que generan ingresos. En estos casos, solo se permite el acceso a la gestión del sitio web accediendo desde una IP determinada.

Gracias por compartir