Plan de contenidos para blog

Plan de contenidos para blog – Guía completa

Un plan de contenidos es crucial para destacar y mejorar tus resultados en un mercado cada vez más saturado y competido. En este post, veremos los pasos para crear una estrategia de contenidos exitosa y efectiva y los fallos típicos que impiden crecer a un blog.

En un mercado cada vez más saturado es necesario definir una estrategia de contenidos clara no sólo para destacar, sino para impulsar los resultados de tu negocio. Los blogs sin sentido no valen para nada, sobre todo cuando se publican más de 5 millones de entradas de blog al día.

Así que, la verdadera pregunta es la siguiente: todo el mundo puede crear contenidos en su blog, pero ¿va a conseguir resultados para la empresa?

Es una tarea difícil pero el primer paso es definir qué es un plan de contenidos, así que vamos allá:

El plan de contenidos es un enfoque estratégico de marketing que consiste en elaborar un calendario de contenidos valiosos, para un público específico, con el fin de generar resultados empresariales positivos. 

Ahora que sabes la definición, veamos por qué tu marca necesita un plan de contenidos.

Por qué tu negocio necesita un plan de contenidos

El tráfico orgánico generado por tu blog es tres veces más rentable que el tráfico generado por campañas de pago. Los sitios web que tienen blogs atraen un 55% más de tráfico, y los blogs son, según varios estudios y opiniones de expertos, la herramienta más eficaz para construir una marca.

construir imagen de marca con contenidos
La imagen de marca de una empresa también se consigue creando contenidos bien trabajados y que aporten valor real a tus clientes.

Cuando se utiliza de forma inteligente, el marketing de contenidos es esencial para generar confianza y una audiencia comprometida (el famoso engagement). Esto sirve para mantenerse como referencia en tu sector y para impulsar las ventas. Cuando tu contenido entretiene, inspira, educa y conecta con el lector, conseguirás diferenciarte de tus competidores, aumentar el reconocimiento de marca (brand awareness) y, si todo sale bien, hacer crecer tu negocio.

La creación de contenido debería desempeñar un papel en todos los departamentos de tu empresa. Por eso necesita un plan de contenidos documentado para poder trabajar en equipo.

Crear un negocio a partir de una estrategia de contenidos

En ocasiones puedes empezar tu negocio a partir de los contenidos, desarrollar una estrategia de contenidos te permite hacer un estudio de mercado excepcional. Conocerás qué temas gustan más a tu audiencia y dónde hay oportunidades de mercado. En nuestro post sobre sitios de autoridad te explicamos cómo se puede crear un negocio a partir de una estrategia de contenidos.

Tipos de contenido en un blog

En un post anterior veíamos los tipos de contenido que funcionan en un blog de afiliado. Esa es una buena referencia para ver diferentes enfoques para abordar un tema.

Saber qué tipo de post está esperando tu lector es esencial para tener éxito. Pero también puedes sorprenderle positivamente con algo de imaginación extra por tu parte.

Un plan de contenido para tu blog quedaría cojo si no recoges en él el resto de contenidos que puedes necesitar:

  • Libros electrónicos gratuitos para capturar datos de posibles clientes (lead magnets)
  • Libros blancos explicado los temas más básicos de tu negocio sin hacer promoción de tu negocio
  • Fichas de producto si tu negocio es una tienda online
  • Contenidos para páginas de aterrizaje (landing page) para vender productos o servicios
  • Testimonios y reseñas de clientes
  • Preguntas frecuentes (FAQ)
  • Casos de éxito
  • Contenidos basados en estudios de mercado, entrevistas a otros profesionales o datos de ventas

Todo esto puede formar parte de un plan de contenidos para blog que tenga en cuenta todo el contenido que necesita una empresa o un negocio online.

contenidos del blog
Los contenidos de tu blog deben enlazarse unos a otros dependiendo de su temática. También es necesario enlazar desde el blog a otras páginas y productos de tu web, sobre todo a aquellas que generan beneficios para tu empresa.

Quizás no todos formen parte del blog pero puedes incluir anotaciones de cómo vas a enlazarlos desde el blog o cómo vas a llevar tráfico a ellos.

Cómo crear un plan de contenidos para blog paso a paso

Si quieres hacer un plan de contenidos para el blog de forma organizada deberías seguir estos pasos:

1. Alinea tu blog con los objetivos de la empresa

Los planes de contenidos para blogs deberían involucrar a todas las personas de tu equipo. Para llegar a ese punto, hay que empezar por construir un plan de negocio detallado para asegurar que la inversión en el blog tiene sentido. El hecho de que todo el mundo haga contenidos para blog no significa que tú debas hacerlo. Solo es útil si encaja en tu estrategia de negocio.

La creación de un plan de contenidos incluye cuánto costará la creación de contenido, cómo se utilizará el contenido y cómo se medirá el resultado. No olvide incluir por qué está creando contenidos y cómo mejorará el negocio. Este primer paso integral te ayudará a acotar el alcance y los temas a tratar en el blog.

equipo de ventas o atención al cliente
El equipo de ventas y atención al cliente de tu empresa puede tener buenas ideas para crear contenidos. Ellos son quienes mejor conocen los problemas y preguntas habituales de los clientes.

2. Desarrolla la historia de tu marca

Ahora que sabes que estás creando un plan de marketing de contenidos, debes definir a quién sirve (tipo de cliente) y por qué (cómo vas a mejorar su vida). Identifica quién es tu público objetivo y profundiza en los puntos de dolor que está tratando de resolver. Lo más importante es responder a las siguientes preguntas

  • ¿Cuál es el problema del cliente?
  • El cliente ¿es consciente de ese problema?
  • ¿Cómo se resuelve ese problema?
  • ¿Considera que tú puedes resolverlo o tiene otras opciones en mente?
  • ¿Por qué fases puede pasar tu cliente?

Una vez que hayas hecho tu investigación, comienza a elaborar tu narrativa. ¿Dónde se encuentra tu empresa en el panorama de la competencia? ¿Cómo está influyendo positivamente en la vida de tus clientes? La creación de una historia de marca clara dará sentido a tu contenido y te ayudará a crear un mensaje unificado y coherente.

expertos y novatos
Crea contenidos tanto para novatos como para clientes con un perfil más experto. Considera cuales son los objetivos y frustraciones de cada uno.

Si hay algo que sobra en el mercado son empresas que no aportan nada, que no piensas en sus clientes ni en los problemas que tienen. Si no consigues transmitir eso en tu blog caerás en el olvido tarde o temprano.

3. Identifica los canales de difusión de contenidos

Mientras que algunos expertos pueden argumentar que es necesario difundir el contenido en todas las plataformas, la falta de enfoque te llevará al fracaso. En su lugar, identifica los dos o tres canales más populares en los que está tu audiencia y encuentra la forma de difundir allí los contenidos de tu blog. Identifica qué formatos de contenido tienen más éxito analizando a los competidores, los influencers y los hashtags relevantes de cada red social, plataforma de vídeo o cualquier otro canal.

Y lo que es más importante, estas plataformas serán tus principales canales de difusión. Así que cada vez que crees una nueva pieza de contenido, debes difundir, adaptar y reutilizar cada pieza con las reglas y características de cada canal en mente.

4. Acota los temas a tratar

A estas alturas, deberías tener un conocimiento firme de los puntos de dolor y aspiraciones de tus lectores y clientes. Para traducir esto en qué contenido producir trata de convertirlo en preguntas concretas y reales que puedan tener tus clientes.

No hay nada mejor que hablar directamente con tus clientes y conocer cómo se explican e interactúan con tu empresa. Si no tienes acceso a estas conversaciones, la investigación de palabras clave (keywords) es un buen punto de partida.

En nuestro post sobre Cómo optimizar un artículo para SEO te mostramos cómo buscar palabras clave y usarlas dentro del contenido del blog.

Además, puedes buscar en foros, grupos de Facebook, canales de Telegram o cualquiera que sea el lugar donde tu audiencia se reúna, para identificar las preguntas más frecuentes en tu nicho.

Define tus contenidos en base a tu embudo de ventas

Ahora es momento de organizar tus contenidos en base a los objetivos de tu negocio y la fase en la que se encuentra el cliente. Esto te permite crear contenidos que hablen al lector en los distintos pasos de tu proceso de venta.

Piensa que tu lector o cliente puede estar en alguna de estas situaciones:

  • Tiene curiosidad por un tema pero está muy alejado de la idea de comprar algo
  • Quiere conocer qué diferentes formas hay para resolver un problema o conseguir un objetivo
  • Está valorando diferentes empresas o profesionales para hacer una compra
  • Ha decidido que va a comprar un producto y no quiere equivocarse en su elección

Para organizar cómo se habla con cada tipo de cliente según su estado se define un embudo de ventas (se llega a mucha gente pero solo unos pocos compran).

varias opciones
Planifica contenidos para las personas que están valorando varias opciones. Comparar tu producto con el de la competencia puede facilitar la elección del comprador.

La parte superior del embudo se dedica a la concienciación (el cliente conoce el problema, cómo le afecta, qué impacto tiene en su vida), en la parte media del embudo se habla de temas de consideración (qué opciones hay en el mercado) y la parte inferior del embudo es la dedicada a la decisión final de compra.

Vamos a ver qué tipos de contenido son los mejores para cada fase:

Contenido de la parte superior del embudo

En la parte superior del embudo se encuentra la fase de concienciación, en la que se desea crear contenido de alto valor en un contexto más amplio para un público que no entiende necesariamente los problemas a los que se enfrenta. No conocen tu solución, pero están dispuestos a aprender más sobre un tema específico. Esto incluye contenidos del tipo:

  • Guías paso a paso para hacer una tarea (con tu producto o con otra solución)
  • Posts que hablen sobre los temas fundamentales de un sector
  • Infografías con los datos más relevantes

En este contenido hay que poner el foco en informar y entretener más que en hablar de tu producto. Sin embargo es importante ir dejando alguna pista de cómo tú resuelves ese problema. Nadie puede dejar tu blog sin saber a qué te dedicas.

Contenido en la mitad del embudo

En la fase de consideración, tu audiencia es consciente de un problema específico y está buscando una solución. En este momento el lector busca comparar diferentes soluciones, conocer lo que otros clientes piensas y adelantarse a posibles problemas. Por ello los contenidos de blog que pueden funcionar son:

  • Comparativas de productos o diferentes formas de solucionar un problema
  • Casos de éxito de clientes reales
  • Contenidos basados en preguntas a expertos del sector
  • Errores comunes utilizando un producto

Contenido de la parte inferior del embudo
En el proceso de decisión, tu audiencia está lista para comprar. Ofrece contenidos que ayuden a tus futuros clientes a comprender plenamente el valor de tus productos y servicios y a demostrar por qué eres mejor opción que tus competidores. Algunos contenidos para tu blog que tienen cabida aquí son:

  • Guía detallada de cómo usar tu producto o servicio para tereas concretas
  • Casos de uso de tu producto
  • Cómo otros clientes usan tu producto o servicio

Crear un calendario de contenidos para blog

Con todo esto sobre la mesa deberías ser capaz de crear un calendario de publicaciones que incluya lo siguiente:

  • Tema a tratar en cada post incluyendo una propuesta de título
  • Diferentes puntos o secciones a tratar en cada post
  • Fechas estimadas de redacción y publicación
  • Personas implicadas en el trabajo: investigación, redacción, corrección, difusión en redes sociales, diseño etc.
  • Objetivos de empresa que trata de conseguir: conciencia de marca, formación, entretenimiento, contenido viral, etc.
  • Fase del proceso de venta en el que se encuentra el cliente (embudo de ventas)

Es cosa tuya definir hasta qué punto tu calendario de publicaciones puede ser más exhaustivo o solo incluir temas y fechas de publicación. Si trabajas en equipo, sí que deberías incluir cuantos más datos mejor para que todo el proceso sea un éxito.

Gracias por compartir