webempresa

8 Errores más comunes al emprender online

Para este post vamos a revisar los fallos más comunes a la hora de emprender online. Esta es una recopilación basada en varios estudios y entrevistas hechas por medios de comunicación sobre emprendimiento y mi propia experiencia trabajando para emprendedores durante años.

Estos errores se aplican a cualquier negocio online ya sea un Ecommerce, una web para captar clientes, una comunidad online, academia o cualquier otro modelo de negocio.

1 – No tienes claro cómo vas a captar clientes

Es esencial saber qué canales vas a utilizar para captar clientes, ya sea campañas de pago en redes sociales, tráfico orgánico en Google, trabajo con influencers, creación de contenido etc.

«Debes entender bien cual es tu proceso de captación de clientes, qué canales son los adecuados para tu proyecto y por qué. Cuando estés seguro de esa parte pon a trabajar tu presupuesto con cabeza y si es posible con profesionales especializados en cada canal.»

Quizás el error más grave es no tener ningún presupuesto para captar tráfico y esperar que los clientes lleguen por arte de magia.

Invertir tiempo y dinero en los canales equivocados tendrá los mismos resultados o muy parecidos y hará que no sepas por qué toda esa gente que llega a tu sitio no te está comprando.

Por último, gastar tu presupuesto en campañas de Google y Facebook sin una correcta estrategia y sin conocer a fondo sus plataformas de publicidad va a agotar tus recursos en tiempo récord.

2 – No sabes responder a la pregunta ¿por qué te van a comprar?

Ante la pregunta de ¿por qué te van a comprar? deberías ser capaz de responder de forma precisa.

Tu respuesta además de concreta, debería sonar atractiva a los oídos de tu posible cliente.

Hay varias razones para hacer que tu negocio tenga sentido de cara al cliente: producto diferente, mejor precio, comodidad, confianza, mejor experiencia, condiciones de compra y la más importante de todas, conocer a tu cliente.

Alguien que ha tenido durante años un negocio convencional en el que los clientes entraban solos por la puerta, hacía labor comercial en su ciudad o bien otros clientes le recomendaban, se dará cuenta que en el online ha perdido todo lo que le hacía vender.

«Nadie te va a elegir frente a miles de competidores si no les das una razón clara para hacerlo.»

Esto no solo afecta a quienes empiezan ahora su negocio. Aunque lleves años con un negocio online y las ventas vayan a buen ritmo, la competencia buscará la forma de adelantarte y tendrás que reaccionar mejorando tu propuesta.

Crees que la gente está esperando a que lances tu negocio y que acudirán rápido a comprarte. Estás tan enamorado de tu negocio que piensas que todos los demás lo están por igual. Has despreciado hacer cualquier tipo de estudio de mercado y de la competencia.

3 – No has diseñado un proceso de venta online

Antes de lanzarte a crear una web, diseña cual es tu proceso de venta. Qué pasos va a seguir el cliente desde que te conoce, hace la primera compra y vuelve más tarde a comprar.

  • Ten en cuenta tus recursos, tiempo y presupuesto.
  • Visualiza cómo el cliente te va a conocer, cómo vas a captar su interés y su atención.
  • Cómo va a ser el proceso de venta o cómo te van a solicitar presupuesto.
  • Qué dudas le van a surgir al cliente.

Piensa si es necesario una web porque quizás puedas empezar vendiendo en otras plataformas como Amazon para probar tu producto. Solemos infravalorar que otras plataformas nos proporcionen tráfico y visibilidad y pagar un margen de las ventas nos parece desproporcionado aunque sea un pequeño porcentaje.

Si decides crear tu web piensa si es necesario añadir todas esas ideas que se te han ocurrido. Es posible que ni siquiera necesites una web completa y una landing page sea suficiente.

Diseñar una web no es como ir a un restaurante de buffet libre donde le puedes ir echando al plato todo lo que te apetezca.

Una web es un escalón en tu proceso de venta y debes cuidarlo para que funcione como se espera. Cargarlo con cosas inútiles no ayuda en absoluto.

«Diseña un proceso de venta y visualiza qué sucede en la mente de tu cliente para comprarte. No crees un monstruo sin sentido donde nadie sabe qué hacer y no entienden qué quieres venderles. Y si no tienes los recursos para hacerlo bien, entonces vende en la plataforma de otros.»

4 – No te estás enfocando en lo realmente importante

Hay una gran cantidad de factores que pueden consumir tu tiempo, presupuesto y energía para llevar tu proyecto a cabo.

En muchos proyectos fracasados, quien pone el palo en la rueda para hacer fracasar el proyecto es el emprendedor, por un desconocimiento en varios aspectos:

  • Escasos conocimientos en marketing y poca voluntad de formarse sobre ello. Pensando que es algo que se puede delegar sin más.
  • Poner el foco de la creación del proyecto en aspectos como diseño o funcionalidades, cuando el foco hay que ponerlo en llevar el producto al mercado y enfrentarlo al cliente.
  • Dedicar un presupuesto ridículo para el proyecto que quiere lanzar por creer que su idea se hará popular al lanzarla.

«Te has enamorado de tu idea, no paras de añadirle nuevas funcionalidades y darle vueltas al diseño. Cuando lances tu proyecto te darás cuenta de que no vendes porque ni siquiera tenías una estrategia de marketing».

5 – Te has rodeado de la gente equivocada

Existen una serie de profesionales que pueden hacer que tu proyecto fracase. No necesariamente por mala voluntad, si no porque has elegido a la gente equivocada.

Ya sea contratando empleados sin conocimientos y experiencia insuficiente o bien trabajando con agencias y freelance que no son los adecuados para ti.

Este punto va de la mano de los errores anteriores, ya que si desconoces la estrategia de marketing a seguir y el proceso de venta, no podrás contratar al profesional especializado que necesitas.

«Es posible que acabes rodeado de personas que no tienen los conocimientos que necesitas o bien profesionales que te vendan un servicio que no es lo que necesite tu proyecto.»

Por el contrario, si tienes clara cuál es la estrategia de marketing adecuada para tu proyecto, los riesgos de fracasar son menores.

Debes entender y formarte en marketing online. Más adelante otros profesionales pueden ayudarte a desarrollar tu estrategia y aportar otros puntos de vista par que tomes mejores decisiones.

Es un caso habitual en negocios convencionales que ya están funcionando contratar el marketing a otra empresa, como una parte del negocio que no interesa y prefieren delegar. Sin una estrategia de marketing online y una implicación del emprendedor o empresario, el fracaso está casi asegurado.

6 – Crees que tú solo puedes con todo

Muchos emprendedores prefieren hacerlo todo ellos mismos. Conocen el sector, tienen experiencia, saben de marketing, diseño y tecnología.

Si este es tu caso, quizás tú solo seas suficiente para hacerlo todo. Pero piensa que delegando tareas concretas vas a ir mucho más rápido y llegarás antes a tener resultados.

«Si estás solo, el proyecto consumirá todo tu tiempo y los resultados quizás tarden demasiado en llegar»

7 – No conoces las herramientas adecuadas

Este punto puede parecer en menos importante. En definitiva las herramientas, software y aplicaciones que utilices no van a marcar el éxito o fracaso de un proyecto.

Esto es cierto pero sin embargo, la productividad tuya y de tu equipo puede cambiar radicalmente si usas las herramientas adecuadas o por el contrario trabajas de forma poco eficiente.

En este blog nos dedicamos a recomendarte las mejores herramientas para emprendedores. Te aseguro que algunas de ellas multiplicarán tu productividad y harán tu trabajo mucho más cómodo.

8 – Has abandonado antes de tiempo

En algún momento de tu emprendimiento quizás pienses cosas como «esto no es lo que yo me esperaba», «esta idea de negocio es un error» o «debería ganar mucho más con lo que estoy invirtiendo en publicidad».

Es muy posible que hayas subestimado todo el esfuerzo necesario para hacer que un negocio online arranque.

Y más aún, es posible que hayas subestimado todo el esfuerzo necesario para hacer tu negocio rentable.

Debes asegurarte que cada paso de tu proceso de venta está probado. Desde que el cliente te conoce hasta que acaba comprando y recomendando tu producto. Debes testear y poner a prueba cada paso, pedir opinión a profesionales y a otras personas que conozcan tu sector, realizar test con usuarios para ver que todo el proceso es coherente, cómodo y libre de errores.

«Es posible que tu idea de negocio online sea la correcta, pero que hayas subestimado el esfuerzo necesario para hacerla posible»

 

Recursos para Emprendedores