Como trabajar de ilustrador freelance

Cómo trabajar de ilustrador freelance

Trabajar como ilustrador freelance parece un sueño si te gusta el mundo del dibujo y el diseño, pero hay un largo camino hasta conseguir ese objetivo. Trabajar como ilustrador independiente puede ofrecerte libertad creativa y seleccionar proyectos interesantes. Al mismo tiempo, conlleva una serie de responsabilidades y desventajas frente a trabajar como empleado en una agencia.

Si te preguntas cómo convertirte en ilustrador freelance, estamos aquí para ayudarte a empezar con buen pie. Ser autónomo o freelance no es fácil, pero ten en cuenta estos consejos y estarás en el buen camino hacia el éxito.

Elige una especialización

Como en cualquier profesión, el primer paso hacia el éxito es comprender lo que implica tu trabajo.

Debes que conocer los tipos de trabajos que ofrece este sector para elegir el más adecuado para ti. Los tipos de proyectos de ilustración más populares que puedes encontrar en portales de trabajo freelance y ofertas de empleo son:

  • Proyectos editoriales y de imprenta
  • Material para campañas de publicidad
  • Diseño de productos en el campo de la moda, complementos, artesanía, decoración y otros
  • Proyectos de animación y gráficos en movimiento
  • Industria del videojuego
  • Proyectos para particulares como retratos

A esto tienes que sumarle otras fuentes de ingresos que pueden tener un ilustrador u otro tipo de diseñadores gráficos. Un buen ejemplo es la creación de tiendas print on demand o vender tus diseños en bancos de ilustraciones.

A menos que tengas una sólida reputación en un nicho concreto, probablemente empezarás realizando una combinación de proyectos muy dispares.

Esto es bastante común en cualquier carrera en solitario. Al igual que recomendábamos a los redactores freelance, buscar una especialización es esencial para poder llegar a mejores clientes.

¿Se puede ser ilustrador sin titulación?

Sí, puedes convertirte en ilustrador freelance sin necesidad de tener un título en ilustración o una carrera en bellas artes. Muchos artistas del sector no son licenciados, y la mayoría de los clientes te juzgarán por la calidad del trabajo de tu portfolio, no por el título o el diploma que puedas tener o no.

¿Cuánto puedes ganar como ilustrador freelance?

Los proyectos pueden llegar todos a la vez, pasar temporadas sin trabajo y si lo haces muy bien tener un flujo constante de encargos.

El precio de cada proyecto puede variar mucho dependiendo a qué tipo de cliente o industria te dirijas. Hay proyectos que pueden reportar entre 1.000 y 2.000 €, y otros de entre 10 y 20 €. Por lo general, el presupuesto dependerá de una serie de factores, como:

  • Si un cliente llega a ti porque le ha gustado tu trabajo, puedes venderte mejor y exigir un pago más alto
  • Por el contrario si eres tu quien te ofreces, el pago puede ser bastante peor
  • Algunos sectores como la moda o los videojuegos pueden llegar a pagar muy bien
  • El tiempo que te lleva completarlo y la urgencia del cliente pueden disparar el presupuesto de una obra

Como en cualquier sector de negocios evitar a los clientes que no valoran tu esfuerzo, tu conocimiento o tu talento es básico para avanzar. De ello hablábamos en el post sobre los errores como freelance que debes evitar.

Crea un portfolio de ilustrador usando una buena estrategia

Cada hora que le dediques a crear un portfolio profesional repercutirá en tu carrera de forma positiva.

Cuidar los detalles de tu sitio web le estará diciendo a tu cliente que también cuidarás de su proyecto. Por eso evita estos errores a la hora de crear tu portfolio como ilustrador:

  • Utiliza al menos tu propio dominio y no opciones como tunombre.wordpress.com esto puede suponer menos de 15€ al año y repercute en tu imagen
  • Dedica tiempo a describir el trabajo que has hecho, que problema resuelves, herramientas utilizadas, diferentes propuestas que hiciste, etc. El cliente quiere saber cómo desarrollas tu trabajo, no es suficiente con mostrar el resultado
  • Habla sobre ti, porqué te dedicas a la ilustración, qué proyectos te gustan más, qué objetivos tienes. No basta con una foto tuya
  • Si quieres captar visitas desde Google, crea una página por cada servicio y sector para los que trabajas. Añade también una sección de blog y escribe de forma constante sobre tu profesión. Echa un vistazo a nuestro post sobre ideas de contenido para blog

Elige tus mejores trabajos

En lo que respecta al contenido de tu portafolio, apuesta siempre por la calidad en lugar de la cantidad. Aunque un aspirante a ilustrador puede tener la tentación de subir tantas muestras de su trabajo como sea posible, en realidad es más sensato elegir las que más se parezcan a aquello para lo que quieres ser contratado.

Solemos pensar que especializarte es perder otros trabajos. Pero piensa mejor de esta forma. Un portfolio en el que ofreces todo tipo de trabajos no va a conseguir destacar. Pero un portfolio especializado va a conseguir que el cliente piense en ti como la solución perfecta. Por otra parte, siempre puedes conseguir proyectos de todo tipo por otros medios.

Si tienes una serie de trabajos que mostrar, asegúrate de organizarlos en páginas separadas para que tu sitio web sea navegable.

Por último, trata de recoger reseñas y opiniones de tus clientes. Con el tiempo esto se convertirá en tu mayor activo (junto a tus trabajos) para conseguir nuevos clientes.

Usa los portales para freelance de forma correcta

Una vez que tu sitio web esté en funcionamiento, es hora de empezar a buscar trabajo. Hay muchas maneras de encontrar trabajos de ilustración para freelance, pero los diferentes portales de ilustración son un buen lugar para empezar.

Sitios como Behance o Dribbble están repletos de directores artísticos y creativos que buscan nuevos talentos.

Otras plataformas ofrecen proyectos en la modalidad de concurso lo cual puede ser una buena oportunidad si estás empezando.

Plataformas como Fiverr se organizan de forma diferente. Debes ofrecer una tarea concreta a un precio cerrado (gigs), lo cual es algo complejo para trabajos de ilustración que requieren cambios o un trabajo previo con el cliente.

Por último, los portales de trabajo freelance y trabajo en remoto te van a aportar una gran cantidad de proyectos, tanto puntuales como a largo plazo.

Estos sitios te llevarán directamente a tu público objetivo adecuado, personas que realmente necesitan buenos ilustradores. El inconveniente es que la competencia es muy alta ya que compites con ilustradores de todo el mundo, incluido aquellos países donde el nivel de vida es mucho más bajo.

El principal consejo es que intentes hacerte fuerte en una de las plataformas, recabes reseñas positivas y con el tiempo podrás subir tus precios e imponer condiciones más favorables para ti.

Tanto si acabas usando alguna de estas plataformas como si no, vas a aprender mucho acerca de lo que demanda el mercado de la ilustración, los precios actuales y lo que más valoran los clientes.

Se creativo en redes sociales

Si consigues atraer clientes desde redes sociales estarás garantizándote el éxito. Ya que eso quiere decir que acuden a ti porque les gusta tu trabajo y podrás imponerles tus precios y condiciones.

Por supuesto también llegarán malos clientes y personas que te hagan perder el tiempo. Con un poco de experiencia aprenderás a detectarlos y evitarlos sin miramientos.

Qué redes sociales elegir

Para los ilustradores, los sitios basados en imágenes como Instagram o Pinterest son esenciales. Si se utilizan correctamente, pueden ser una mina de oro. La gente que no conoce el sector pero que necesita ilustradores -por ejemplo, dueños de restaurantes que necesitan que se les diseñe el menú- pueden ser buenos clientes si les gusta tu trabajo.

Es una forma de pescar clientes cuya única referencia en el campo de la ilustración seas tú. Si eres el primero que les enamora con tus ilustraciones es más fácil que en algún momento te contacten.

No descartes tampoco plataformas de vídeo como TikTok o YouTube o los formatos de vídeos cortos de Instagram y Facebook. Si eres capaz de crear un vídeo corto con todo el proceso de creación de una ilustración tendrás un contenido muy valioso. El vídeo es el formato más potente para captar la atención y el interés de los usuarios. Si tienes unas pocas nociones de video marketing puedes crecer sin límites como ilustrador.

Gracias por compartir